Blog de ANTONIO

el blanco de tú patio

FANDANGO

 

Como la flor que perfuma

cuando está en el jardín,

estando tú a mi vera

me parece un jazmín.

Un jazmín en primavera.

 

Por tenerte yo daría

lo que no tango mi vida,

si yo tuviera valor

tal vez no te perdería.

Aunque me muero de amor.

 

Adelfa que yo te quiero

por favor dame veneno,

para no sufrir este amor

antes de decir que no.

De decir yo no te quiero.

 

En el blanco de tu casa 

quietud

SENTIMIENTO SIN REFLEXIÓN

Esta es una historia contada en cuartetas, y lo escribí así. Esto es lo que pensé en aquel momento y lo exprese de esta manera.

Siempre había sido yo el que dejaba y no entendía por qué  en ese momento sin motivo aparentes me dejaba a mí, eso creí yo.

Después pensado,  sí que había motivo lo que yo quería no era lo que quería ella.  

                                 

 

                                  QUIETUD

 

amor y desamor

AMOR Y DESAMOR

 

Estoy muriendo de amor, que triste es esta condena

sintiendo tan grande pena, de notar tu desamor.

 

Amor que me llenas tanto, con verte yo me conformo

pensando que allá en el fondo, la cuestión no cambia tanto.

 

Rencor no te guardo amor, espero que me comprenda

solo me queda el temor, de recordarte en las penas.

 

El amor que profesaba, que tantas veces dijiste

hoy me siento yo tan triste creyendo que tú me amabas.

 

Con cariño y comprensión, eras como me trataba

PRONOMBLE

Esto es reciente, ya lo escribí una vez tenido el DCA recordado la infancia de todos.

 

PRONOMBRES

 

No me dejaron ser YO

No quisieron que  fuera  TÚ

      No pude ser como ÉL.

 

Ahora no soy, 

ni YO.

Ni TÚ.

Ni ÉL.

Nosotros la plebes,

Vosotros alienados,

Ellos privilegiados.

 

Antonio Aragón del Cerro

A un amigo

Era un hombre peculiar simpático, afable, divertido y amigo de sus amigos, que vivía bien con su familia, mujer e hijos. Tenía un buen trabajo y era feliz; no le faltaba de nada, un día sin esperarlo le sobrevino un terrible daño cerebral y todo cambió.

No podía moverse por sí solo sin ayuda, no veía bien y tenía la memoria casi perdida. No recordaba nada, había perdido los últimos 30 años, como si no los hubiese vivido.

Como todos los días lo recogieron del centro donde iba a ver si mejoraba las secuelas que le había quedado tanto físicas como mentales tras el daño.

La abeja Abelina

 

Abelina era una abeja muy particular, tenía dos grandes manías, diferenciándose  de todas las demás compañeros de la colmena, una que era muy coqueta corta de vista y tenía que usar gafa que  no se las ponía, por lo que le traía grandes problemas la falta de visión y la segunda que solo le gustaban las flores de un color.

Todas las abejas de la colmena hacían una miel riquísima de mil flores, Abelina la hacía solo de cien flores pero todas exclusivamente amarillas, por lo que le costaba el  doble trabajo encontrarlas, tenía que volar más para elegir la que quería.

verde mar

Tambien me gusta escribir poemas o algo parecido como este.

 

QUISIERA SER VERDE MAR

PARA CUANDO VAYAS A BAÑARTE

ENTRARA EN MI  INMESIDAD

NO SENTIR DOLOR ALGUNO

CUANDO TÚ CUERPO AL CHOCAR

PARTIESE EL MIO EN DOS

SENTIRTE EN TÚ PRENETRAR

ABRASARTE  ENTRE MIS BRAZOS

DE ESPUMA BLANCA DE MAR

QUE CONMIGO TE QUEDARAS

PARA NO VOLVER JAMAS

 

CUENTO coni y coka

Soy Antonio de ADACCA Càdiz, me gusta escribir para los niños.

En un lejano lugar, en una reserva natural, vivía Coni, un pequeño gazapito, con su madre y hermanos en una madriguera profunda, apartada de todo peligro. El suelo estaba cubierto de pelos, para que estuvieran más calentitos.

Toda la camada era de color gris, con algunas manchas blancas.Coni las tenía en las puntas de las patitas. Parecía que tenía puestos unos calcetines. Era listo y espabilado.