HOOBIES

Me gustaba mucho tocar el piano. Y tengo ganas de volver a poder tocarlo pero todavía es pronto para eso, necesito un poco más de rehabilitación.

Comentarios

Yo creo que el daño cerebral no impide mucho tocar el piano siempre y cuando tu enfermedad no te afecte a las manos o al movimiento de los dedos. Aunque luego está el tema de la coordinación,es verdad que puedes entrenar tocando melodías simples e ir aumentando la dificultad poco a poco, no quieras subir a lo más alto en unos días porque a lo mejor fracasas en medio del camino.